Translate / Traduce nuestras notas:

lunes, 14 de marzo de 2016

Mujeres trans azotadas por la “Tati Wasón” y su banda.

Caracas14marzo2016:- El  “limbo legal” en el cual se encuentran las personas trans en Venezuela,  al no disponer de los medios y condiciones legales para el reconocimiento de su personalidad jurídica e identidad personal acorde a la identidad y expresión de género autopercibida, generan graves restricciones en el disfrute de sus derechos políticos, económicos y sociales; quedando en su mayoría  sumergidas en la exclusión social, pobreza y diversas expresiones de violencia.

Sobre la base de estas circunstancias y ante la inacción del Estado, muchas  mujeres trans se ven obligadas, seducidas y llevadas a realizar trabajo sexual en vía pública o por medio de anuncios en la prensa nacional y páginas web, como medio para sobrevivir en una sociedad donde la desinformación y los prejuicios contras las personas LGBTI están a la orden del día,  constantemente estas mujeres ven como su situación se agrava con la expulsión del seno familiar; los excesos en el uso de la fuerza, tratos crueles, denigrantes e inhumanos cometidos por los cuerpos  policiales y órganos de seguridad del Estado; las agresiones y lesiones callejeras, la violencia sexual y física cometidas por desconocidos, clientes y bandas delictivas; consumo de drogas licitas e ilícitas; las practicas sistemáticas de extorsión, cobro de cuotas para las “iniciadas”, ademas de “vacunas” y “regalitos” por parte de delincuencia organizada -integrada por otras mujeres trans,  particulares e incluso funcionarios  policiales-; y los asesinatos vinculados al odio social que genera su orientación sexual, identidad y expresión de género y el tipo de trabajo que realizan.


Al mismo tiempo, como ocurre con el resto de las personas LGBTI en nuestro país, las mujeres trans que realizan trabajo sexual,  no tienen disponibilidad real  y efectiva a los  instrumentos judiciales, que les permitan la protección de su dignidad humana; la usencia de normativa legal y procedimientos que les permitan acceder a la justicia. Sin dejar de lado que se enfrentan a altos niveles de impunidad, la desconfianza hacia los órganos facultados para la protección de sus derechos, la falta de capacitación y sensibilización de los funcionarios públicos, siendo todos estos, junto a los elementos indicados anteriormente, el escenario perfecto para el surgimiento, propagación y fortalecimiento de múltiples estructuras de explotación de estas mujeres.

Por tal motivo,  las bandas delictivas que operan para generar  amenazas graves de daño, violencia física y psicológica, extorsión, distribuir de sustancias psicotrópicas a las mujeres trans que realizan trabajo sexual, actúan con total libertad en Caracas y extienden sus redes delictivas a otras ciudades como Puerto La Cruz,  Valencia, Barquisimeto, Mérida, Táchira, Ciudad Bolívar, entre otras.

Ahora bien, estas  bandas delictivas suelen tener sus jerarquías, estructuras  y funciones bien definidas estando en constante movimiento dentro y fuera del país (Colombia, México, Panamá, España, Alemania, Italia), puedan componerse y descomponerse según las coyunturas que les surjan,  adaptarse para responder a las  necesidades e intereses  de “las madres”  y sus aliados,  actúan en zonas determinadas, siendo el modelo a seguir  “la plaza” de la Avenida Libertador, Avenida Francisco Solano, Casanova y zonas aledañas,  tejen a su alrededor sus medios de información y movilización contando con contactos en muchas espacios incluidos los policiales. Todos estos logran movilizar fuertes sumas de dinero obtenidos de sus actividades ilícitas.

Ciertamente no se dedican únicamente a los delitos descritos anteriormente, también establecen redes con personas que se encuentran privadas de libertad, funcionarios policiales y militares, para realizar  atracos y secuestros exprés a clientes y otras mujeres trans. Tienen el denominador común de ser extremadamente violentas y reclutar a personas LGBT adolescentes, para que se dediquen al trabajo sexual o colaboren en sus fechorías, con la falsa promesa de obtener de  ellas  “respeto”, “estatus” y dinero fácil; calificándolas como sus “hijas”.

Actualmente, la “Tati Wasón” y su banda son las que están desarrollando estas prácticas delictivas en Caracas, ejerciendo el control de la Libertador. El grupo delictivo se encarga de extorsionar, amenazar, perseguir, ubicar y causar lesiones a las mujeres trans que “posan” en la zona, extendiendo su  “plaza” hasta la Avenida Guaicaipuro de El Rosal. Se mueven con total tranquilidad entre Caracas, Puerto La Cruz y Maracaibo, las dos últimas ciudades por ser el lugar de origen de las “madres” principales cabecillas del grupo delictivo.

Asimismo, generan terror y sacan muy buenas ganancias con las mujeres trans que se publican en la páginas web http://www.sexycaracas.com/http://distintas.net/es/venezuela/home y en los anuncios clasificados de varios periódicos de circulación nacional. Las cuotas para las “iniciadas” es de 20 mil Bs, las  “vacunas” o cuotas semanales van de 2 a 5 mil Bs  y “regalitos” pueden oscilar de 7 a 12 mil Bs. Sumas de dinero que distribuyen entre las integrantes de la banda y sus colabores, así como para realizarse cambios físicos para estar más “bombas”.

Se ha podido conocer que la “Tati Wasón” y “Sabrina la Maracucha”, principales líderes negativas de la banda, mantienen amenazadas a muchas mujeres trans para que no establezcan contacto con miembros de Venezuela Diversa,  medios de comunicación y/o autoridades policiales sobre las prácticas de extorsión, hostigamiento y acoso, lesiones físicas, microtráfico de sustancias psicotrópicas,  robos y otros actos delictivos ocurridos en las zonas bajo su mandato.

Finalmente, Solicitamos al defensor del pueblo, Tarek William Saab, que realice un exhorto público a la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, para que con carácter de urgencia atienda estos casos cometidos contra las personas LGBTI, los cuales suelen quedar impunes por la inacción del ministerio público y el cuerpo de investigaciones científicas penales y criminalísticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!!!

Diciembre 10, 2016 DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS