Translate / Traduce nuestras notas:

sábado, 16 de mayo de 2015

Odio a trans desatado en Maracaibo: tres asesinatos en menos de un mes.


La violencia a causa de la  orientación sexual, identidad y expresión de género, se hace habitual y cada vez más natural en la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, donde las mujeres trans están sometidas  de manera sistemática a intimidación, coacción, amenazas  y atentados contra su integridad  personal  y en casos extremos hasta perdida de la vida.

En menos de 30 días han sido asesinas brutalmente tres mujeres trans: la primera Paris Rupol Rodriguez, registrada al nacer como Víctor José Rodríguez,  de 25 años de edad, quien falleció el 25 de abril en el Hospital  Dr. Manuel Noriega Trigo luego de recibir siete impactos de bala; La segunda  fue hallada sin vida el pasado 07 de mayo en la cañada de Fénix que divide los barrios Cassiano Lossada y Nuevo Cassiano Lossada, al oeste de Maracaibo con signos de tortura,  sin poseer  ninguna pertenecía ni identificación personal; La tercera víctima era conocida entre los vecinos como Yenilet el 11 de mayo presentando  golpes en su cuerpo al ser encontrada boca abajo sin  vida  en el patio de una casa del barrio Ramos Leal.
 La inacción del cuerpo de investigación penal ante estos crímenes no permite identificar si se trata de funcionarios policiales que mantienen vínculos sexuales con estas y que reciben ganancias económicas del tipo de trabajo que realizan las víctimas, o si los autores fueron clientes,  personas particulares  o grupos organizados  que actúan  con alevosía y premeditación, para exterminarles segados por el odio, tal como indico una fuente cercana a una de fallecidas.  
  La  vulnerabilidad de las personas trans sigue en aumento ante la falta de reconocimiento de una identidad legal acorde con su identidad y expresión de género, que trae consigo el cercenamiento de casi todos los derechos fundamentales: el derecho a la educación, a la salud, a la seguridad, al trabajo, a la libertad de tránsito, vivienda digna, lo que conduce a que la gran mayoría no tenga otra opción de sobrevivencia que trabajo sexual obligatorio, particularmente en vía pública.
 El Estado venezolano debe tomar con carácter de urgencia  medidas pertinente para proteger y garantizar  la vida de todas las personas trans, sin distingo alguno a fin de garantizar la inviolabilidad  de la vida y brindar mayor protección a todas las personas o grupos más vulnerables victimas de  la violencia generada por cualquier forma de discriminación y exclusión social.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!!!

Diciembre 10, 2016 DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS