Translate / Traduce nuestras notas:

domingo, 16 de enero de 2011

Berdaches, divinidades trans prehispánicas

Los misioneros y exploradores Franceses que llegaron a Norteamérica en el siglo XVIII, observaron que había hombres que adoptaban funciones y ropaje de mujer- conductas sexuales cruzadas- y que formaban pareja sexual con otros hombres. Denominaron a esos hombres con la palabra francesa Berdache (homosexual masculino). A los europeos los horrorizó saber que la conducta sexual cruzada y homosexual entre los indios no era solo tolerada, sino también respetada, incluso reverenciada por algunos grupos indios.
En algunos pueblos aborígenes norteamericanos, los berdaches adoptaban completamente la vestimenta, las maneras y toda la función social y cultural del sexo opuesto. Los hombres berdache realizaban las labores domésticas “femeninas como preparar la comida, tejer, el aseo, confeccionar utensilios agrícolas y del campo. La mujer berdache hacia lo opuesto, se vestía y comportaba como hombre, era guerrera y cazadora.
El hombre berdache se le reconocía, organizaban ritos y era objeto de tabúes, se le identificaba como un tercer sexo, ni hombre ni mujer. Por este motivo al fenómeno berdache se le utiliza como homosexualidad transexual- trans significa “a través -. Se aceptaba que un hombre intimara con un berdache biológicamente masculino. El berdache no realizaba sexo con otro berdache, ya que eso era tabú, o una forma de incesto. Los berdache eran básicamente homosexuales, aunque algunos tenían relaciones con mujeres y hombres. Otros solo adoptaban el papel de berdache hasta la edad adulta y luego lo abandonaban.
Se cree que la costumbre berdache se extendía por toda América. Desde los iroqueses, tribus pima y navajo, hasta los zapotecas en México, tribus sudamericanas y de Alaska. Los navajos a los berdache les llamaban 'nadie' es decir el que está transformado. En esas tribus se consideraba a los trasformados como semidivinos, y se castigaba a los que interferían en la transformación, los berdaches tenían una condición especial y sobrenatural. Cuando un niño tenia una tendencia femenina, lo ponían a prueba y le daban a escoger entre un arco y un canasto, para determinar si tenía “el Don Berdache “.
El berdache tenia una relación especial con los dioses y los espíritus, era el chaman del grupo, el hechicero y médico; atendía a los enfermos y oficiaba las ceremonias religiosas, para asegurar el éxito en la caza y la guerra. También era un vidente y adivinador, interpretaba los sueños. Estos pueblos valoraban de la misma forma las funciones sexuales y sociales de la mujer y el hombre y las consideraban un regalo de los dioses. Pero no todos los grupos indios eran tolerantes, los aztecas tenían leyes que castigaban la homosexualidad, era un delito grave como el adulterio y el incesto que se castigaba con la muerte. Algunos suponen que los Aztecas con esta medida, eliminaban a los brujos berdache enemigos y con ello su poder sobrenatural.
En la mayoría de los pueblos aborígenes se respetaba la libertad sexual del berdache, pues realizaba funciones que no podían cumplir ni los hombres ni las mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!!!

Diciembre 10, 2016 DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS