Translate / Traduce nuestras notas:

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Rajoy asegura que escuchará a la gente antes de derogar el matrimonio homosexual

El líder del PP suaviza su rechazo a la norma, pero mantiene su decisión de modificar la ley del aborto y dice que para él no es una prioridad retrasar la jubilación a los 67 años

Mariano Rajoy matizó anoche su postura sobre el matrimonio homosexual. Si hace mes y medio, en una entrevista con EL PAÍS, evitó comprometerse a mantenerlo aunque el Tribunal Constitucional lo avalara, ayer aseguró que escucharía a la reacción de la opinión pública a la resolución que adopte el tribunal. Sobre la ley del aborto, a la que también se refirió en la conversación con este periódico, ratificó su decisión de modificarla si llega a la presidencia del Gobierno, así como su determinación de suprimir la asignatura de Educación para la Ciudadanía porque, según dijo, se centra en la enseñanza de unos valores que es 'algo trasversal que se aplica en el aula'. 'Sólo tendría sentido', explicó, si se estudiase la Constitución española o las ventajas del proceso europeo.

El líder del PP hizo estas declaraciones en una entrevista en Intereconomía en la que cargó contra el Gobierno de Zapatero en varios frentes. Por ejemplo, sobre la ley antitabaco, subrayó que la improvisación del Ejecutivo en este proyecto ha perjudicado a locales que habían creado espacios especialmente para fumadores y en los que ahora no se podrá fumar. 'Los radicalismos no suelen ser buenos en ninguna faceta de la vida', incidió para recalcar que la 'virtud suele estar en el término medio'. 'Puestos a hacer locuras', ironizó, 'que prohíba fumar totalmente'. Igualmente, Rajoy apostó por modificar la ley del menor para lograr 'penas más duras', al tiempo que destacó la necesidad de hacer 'un gran esfuerzo de prevención'.

Rajoy se refirió también a la reforma de las pensiones, que discute estos días el Congreso y aseguró que no le consta que el Gobierno vaya a proponer formalmente retrasar la edad de jubilación hasta los 67 años, aunque recalcalcó que en todo caso esa propuesta 'no es una prioridad para resolver el problema de las pensiones en España'. Para el líder de la oposición, lo urgente en esta materia desarrollar 'una política económica distinta', basada en la creación de empleo; exigir el cumplimiento efectivo de la edad de jubilación a los 65 años como marca la ley, 'y no a los 48, los 52 o los 55 años'.

A partir de ahí, matizó, se puede 'discutir' en el seno del Pacto de Toledo que 'se exijan más años cotizados para cobrar más cantidad de pensión'. 'Pero en este momento lo que no es una prioridad es hacer un aumento de la edad de jubilación', insistió.

Prioridades

Durante la entrevista, Rajoy explicó cuáles son las primeras normas que modificaría si logra la victoria electoral en 2012 y es presidente del Gobierno, comenzando por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, para que las Comunidades Autónomas, como el resto de las Administraciones públicas, cuenten con un techo de gasto que no puedan superar.

Otra prioridad para el líder del PP es impulsar la negociación colectiva para lograr más flexibilidad laboral, así como por dejar libertad a los Gobiernos regionales para que decidan si su televisión regional es gestionada de manera pública o privada o mediante cualquier otra fórmula por la que ellos mismos opten. Una justicia más ágil y rápida, así como extender los juicios rápidos, además de una reforma fiscal, fundamentalmente para apoyar 'a los emprendedores', son otros de sus objetivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!!!

Diciembre 10, 2016 DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS