Translate / Traduce nuestras notas:

domingo, 21 de noviembre de 2010

El Papa ya tiene el condón en la cabeza


El más controversial de los últimos papas, el que ha sido acusado de Nazi, al que parecen no importarle miles de infecciones por VIH en los países Africanos (recordemos que durante un viaje a Camerún y Angola dijo que la utilización de preservativos “agravaba” el problema del sida, devastadora pandemia en África), el que por mucho tiempo se negó a reconocer la pedofilia de algunos sacerdotes católicos, ha admitido la utilización del preservativo “en ciertos casos”, según pudo leerse en extractos avanzados publicados este sábado por L’Osservatore Romano.


El diario del Vaticano, ha informado que en el libro titulado “La luz del mundo. El Papa, la iglesia y las señales del tiempo” basado en una entrevista realizada por el autor de la citada obra -el periodista alemán Peter Seewald-, el Pontífice respondió a la pregunta “¿La Iglesia católica no está fundamentalmente contra la utilización de preservativos?” diciendo que “no lo contempla como una solución real o moral pero, en ciertos casos, cuando la intención es reducir el riesgo de contaminación, puede ser un primer paso para abrir la vía a una sexualidad más humana, vivida de otro modo”, reconociendo así el riesgo del sexo no protegido en el caso de la infección por VIH/sida en el de una persona que se prostituye.


En Papa continuó su respuesta diciendo que “Puede haber casos individuales, como cuando una persona que se prostituye utiliza un preservativo, donde puede ser un primer paso hacia una moralización, un debut de responsabilidad que permita tomar una nueva consciencia de que no todo está permitido y de que no se puede hacer todo lo que uno quiera”, según informan diferentes agencias de noticias.


Por supuesto, el remate a su anterior afirmación, no se separa mucho de su anterior posición, pues ha dicho que “Este no es el modo, hablando con propiedad, de acabar con la infección del virus del sida. Eso debe producirse realmente dentro de la humanización de la sexualidad… Concentrarse en el preservativo supone una banalización del sexo y ese es exactamente el peligro de que mucha gente considere el sexo ya no como una expresión de su amor, sino como una especie de droga que se proporcionan ellos mismos”.


En la entrevista que da origen al libro Benedicto XVI dio respuestas sobre temas igualmente controversiales como la pedofilia, el celibato o la ordenación de mujeres. La obra fruto de 20 horas de entrevistas realizadas en el pasado julio, sale al mercado este martes, en 18 idiomas.

Fuente: http://www.agmagazine.info

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!!!

Diciembre 10, 2016 DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS