Translate / Traduce nuestras notas:

lunes, 14 de septiembre de 2009

Bandas islámicas iraquíes utilizan internet para matar homosexuales

Sentado en el piso y usando ropa tradicional islámica, Abu Hamizi de 22 años, pasa al menos seis horas del día buscando páginas gay de internet con chatrooms. No busca amigos, sino víctimas.


“Es la forma más fácil de encontrar a la gente que destruye el islam, y aquellos que quieren ensuciar nuestra reputación, que nos costó muchos años construir”, dice. Cuando los conoce, Hamizi, los ataca y en ocasiones los mata.

Hamizi, graduado en informática, es parte de un grupo violento, que ataca homosexuales en Irak. Otros como él se responsabilizan de al menos haber matado 130 gays en lo que va del año.

El líder del organismo, fundado en Bagdad, expone su opinión en un diario internacional. “Los animales merecen más piedad que aquellos que practican actos depravados. Estoy seguro que ellos saben el porque de nuestras acciones, les damos la oportunidad de pedir perdón a dios, y después los matamos”.

La homosexualidad no era criminalizada durante el régimen de Saddam Hussein, de hecho en los años 60’s y 70’s, ese país fue conocido por una relativa escena gay liberada. La violencia contra los gays comenzó después de la invasión estadounidense en 2003. De acuerdo con Ali Hali (vocero de un organismo LGBT iraquí, con base en Londres), desde 2004, 680 homosexuales han sido asesinados, de los cuales 70 crímenes fueron registrados en los últimos cinco meses. El militante piensa que el número puede ser mucho mayor, porque los casos donde se involucran hombres casados no son reportados. “Irak es el peor lugar para los homosexuales en la tierra”, asegura Hali.

Cartas con sangre

Los asesinatos son brutales, y las víctimas son torturadas mediante rituales. El hijo de la campesina Azhar al-Saeed's fue uno de ellos. “El nunca siguió la doctrina islámica, pero fue un buen hijo”, dice la madre. “Tres días después de que lo secuestraran encontré una nota con sangre en la puerta, en la que decía que era la sangre purificada de mi hijo, y donde podía encontrar el cuerpo”.

Fue acompañada de policías en busca del cadáver de su hijo. “Encontramos su cuerpo con signos de tortura, con pegamento en su ano y sus genitales extirpados”, indica. “Llevaré esa imagen conmigo por el resto de mi vida”.

El grupo homófobo de Hamizi, contacta al menos dos homosexuales por día vía internet para investigarlos.

El compañero de casa de Haydar, de 26 años, fue secuestrado y asesinado en Bagdad hace tres meses. Después de esto Haydar contactó a la última persona con la que su amigó chateó, y al día siguiente encontró una carta con sangre afuera de su casa donde lo alertaban de los peligros por ir en contra de las palabras del islam. Haydar planea partir a Amman, la capital de Jordania. “Tengo que huir antes de que me pase lo mismo que a mi amigo”, dice.

De acuerdo con Human Rights Watch, el Ejercito Mahdi, asentado en el barrio de Sadr City, ejerce la violencia incluso ante aquellos muchachos que utilizan ropas occidentales.

No obstante los hechos, el ministro del interior, Abdul-Karim Khalaf, minimiza la situación. “El ejercito iraquí existe para proteger a todos, sin importar su preferencia sexual”, afirma.

Hashim, otra de las víctimas de la violencia extrema, fue atacado en la calle Abu Naws, famosa por sus restaurantes y bares, además por ser considerada el símbolo del “progreso” en Bagdad. En ese lugar Hashim fue golpeado de manera salvaje por cuatro hombres, quienes con un cuchillo le amputaron un dedo. Sus agresores le dejaron una nota que decía: “tienes un mes para casarte y formar una familia tradicional, de lo contrario morirás”.

“Desde ese día no salgo de mi casa. Estoy muy asustado y no tengo dinero para irme del país”, lamenta Hashim.

Publicado en Zona Diversa
http://zonadiversa.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!!!

Diciembre 10, 2016 DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS