Translate / Traduce nuestras notas:

sábado, 27 de junio de 2009

MANIFIESTO ORGULLO CIUDADANO


Al cumplirse 40 años de los sucesos ocurridos en el bar Stonewall Inn, de la ciudad de Nueva York, el 28 de junio de 1969, cuando un grupo de personas gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros, transexuales y travestis se enfrentaron contra la discriminación y el maltrato policial del cual eran objeto. Dicho estallido se considera el inicio del movimiento reivindicativo moderno de liberación de las personas sexo-diversas. A medida que el movimiento fue cobrando fuerza se adopto la costumbre de celebrar todos los años una manifestación para encarnar, motivar y defender las reivindicaciones sociales, políticas, civiles y culturales llamada: Marcha del Orgullo Gay, aunque en realidad lo mejor seria llamarla Marcha por el Respeto a la Diversidad Sexual.

Consideramos de suma importancia reconquistar el carácter reivindicativo originario de esta celebración y ajustarla a nuestra realidad venezolana, promoviendo el activismo político con una visión integradora y combativa por nuestros derechos fundamentales. También se hace necesario la creación de una red de acción entre los diferentes colectivos, movimientos, fundaciones y asociaciones civiles que trabajan por la comunidad sexo-diversa para garantizar la pluralidad y participación de todas y todos en la realización de las actividades conmemorativas del mes por el Respeto a la Diversidad Sexual, principalmente la marcha, dando fin a la exclusividad que pretende adjudicarse la llamada “Asociación Civil Orgullo GLBT” sobre esta actividad.

Durante 9 años consecutivos se han realizado en nuestro país grandes manifestaciones de ciudadanos y ciudadanas gays, lesbianas, bisexuales transgéneros transexuales y travestis en torno a esta fecha. Lamentablemente, fuera del salir a la calle a hacernos visibles, del colorido y lo festivo de estas marchas, poco se ha logrado de fondo, por no decir nada, en la lucha reivindicativa y la exigibilidad de nuestros derecho fundamentales, poco se ha conseguido en la lucha contra la exclusión social, el estigma y la discriminación en razón de nuestra orientación sexual e identidad de género.

Los diferentes actos de violencia contra las ciudadanos y ciudadanas gays, lesbianas, bisexuales transgéneros, transexuales, travestis e intersexuales, y especial contra transgéneros, transexuales y travestis pasan a formar parte de las múltiples facetas de la discriminación por orientación sexual e identidad de género, que van desde la violencia física, psíquica y moral pasando por la violencia institucional e impunidad y llegando en muchos casos hasta la muerte.

Las personas intersexuales, las mujeres lesbianas, los hombres transexuales siguen siendo ignorados, invisibilisados y aislados, condicionando aún más sus derechos, esta situación no es mantenida solamente por los diferentes sectores de la sociedad, sino también por parte de los hombres gays, bisexuales y las mujeres trans.

Las diferentes formas de organización comunitaria, agrupadas en colectivos, movimientos, fundaciones y asociaciones civiles que se articulan para trabajar por la comunidad sexo-diversa carecen de recursos humanos y económicos suficientes para realizar sus objetivos, planes y proyectos. Así mismo la falta de apoyo del sector público, privado e incluso de la misma comunidad gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros, transexuales y travestis, que por lo general no desean comprometerse o involucrarse en los diferentes frentes de lucha.

Los pocos recursos que llegan a las organizaciones, vía financiamiento por parte del sector público nacional, en su mayoría están enfocados en la prevención de infecciones de transmisión sexual, principalmente VIH/SIDA como si esta fuera la única problemática que en materia de salud afecta al colectivo sexo-diverso, dejando de lado la atención e incorporación en las políticas públicas de salud, por referirnos solo a este sector, los procesos de reasignación sexual, así como el impacto que ocasiona la homofobia, lesbofobia, transfobia y bifobia en los diferentes ámbitos sociales e institucionales.

La Educación ha de convertirse en una de las bases fundamentales de una nueva sociedad, la cual, cada día debe renovarse y fundamentarse en los principios de justicia, equidad, igualdad, solidaridad y respeto.

Reclamamos una educación que de a nuestros niñas y niños, adolescentes y jóvenes, las herramientas necesarias para su libre desenvolvimiento, otorgándoles la posibilidad de expresar sus emociones y desarrollar sus potencialidades. Una educación en valores sociales de respeto a los derechos humanos que promueva la tolerancia y el respeto a la diversidad, la no violencia, una cultura de paz, libre de adoctrinamientos religiosos y político-partidistas.

Apostamos por una educación donde el sistema educativo se preocupe por el bienestar de las y los adolescentes y jóvenes gays, lesbianas, bisexuales trans e intersexuales que actualmente siguen caminando solos/as, acosados/as, con un sin número de insultos y descalificaciones a causa de su orientación sexual e identidad de género.

Declaramos que las políticas públicas a favor de la personas gays, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales, han sedo precarias e inexistentes. No estamos incluidos en las diferentes políticas públicas nacionales, estatales y municipales, situación que hace que la exclusión social crezca cada día y donde nuestros derechos son dejados de lado, sin que ningún sector del gobierno se haga responsable de esta situación. Por ello nuestra articulación en redes, con los diferentes movimientos sociales, para la exigibilidad de nuestros derechos se hace cada vez más necesaria.

Condenamos las campañas de obstrucción dirigidas por la jerarquía de la Iglesia Católica y fundamentalistas religiosos cristianos, judíos y musulmanes en los asuntos referidos a avances en las normas legislativas y de políticas públicas referidas a los derechos sexuales y derechos reproductivos de las personas gays, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales y el resto de la sociedad venezolana. Tal como lo han venido haciendo en los últimos años, en razón que los asuntos esenciales de los derechos ciudadanos no pueden ser avalados o reprobados en base a consideraciones dogmáticas y de creencias religiosas porque estos son contrarios a la definición del estado laico.

Demandamos del Estado y Gobierno Nacional la garantía del goce y disfrute de nuestros Derechos Humanos en condiciones de igualdad sin distinciones basadas en nuestra orientación sexual e identidad de género, asegurando el derecho al libre desenvolvimiento de nuestra personalidad, la igualdad y equidad ante la ley, derecho a la vida, a la integridad física, psíquica y moral, el respeto a la identidad y propia imagen, a la salud integral, a la vivienda digna, a la familia, a la educación la estabilidad laboral, al deporte y recreación, a un ambiente seguro y sano entre otros derechos.

Por una VENEZUELA DIVERSA,
por el RESPETO a los DERECHOS HUMANOS,
DERECHOS SEXUALES Y DERECHOS REPRODUCTIVOS


Personas Gays, Lesbianas, Bisexuales,
Transgéneros, Transexuales,
Travestis e Intersexuales… Unidad YA!!!



En Caracas a los 27 días del mes de junio 2009.

Yonatan Matheus
Director General de Venezuela Diversa Asociación Civil

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!!!

Diciembre 10, 2016 DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS